javhard.net

Comienza la temporada de ópera en Yelmo Cines Zaragoza

La sala de cines Yelmo del centro comercial Plaza de Zaragoza ofrece a los amantes de la música clásica la posibilidad de presenciar en directo los conciertos programados en el Metropolitan Opera House de Nueva York. Yelmo Cines tiene ya lista la temporada de ópera 2012-2013. Los conciertos comenzarán el sábado, 13 de octubre con Elixir de amor y terminarán el 16 de marzo con Francesca de Rímini. Durante estos seis meses, los seguidores de este teatral género musical podrán disfrutar también de Otello (27 de octubre), La tempestad (11 de noviembre), La clemencia de Tito (1 de diciembre), Un baile de máscaras (8 de diciembre), Aida (15 de diciembre), Los Troyanos (5 de enero), María Estuardo (19 de enero), Rigoletto (16 de febrero) y Parsifal (2 de marzo).

Las entradas para los conciertos cuestan 18 euros y se pueden comprar en la página web http://www.yelmocines.es/opera-cine-en-directo. Yelmo Cines también ofrece la posibilidad de comprar abonos para toda la temporada con descuentos del 33% sobre el precio total de cada pase. Los conciertos se retransmiten en directo desde el Metropolitan Opera House de Nueva York y en alta definición.

Este año, la temporada comienza con Elixir de amor, una de las mayores obras cómicas de la ópera que lleva la firma de Gaetano Donizzetti. El libreto lleva la firma de Felice Romani. Anna Netrebko y Mateo Polenzni interpretan esta ópera con una animada puesta en escena. Mariusz Kwiecien es el tempestuoso Belcore, Ambrogio Maestri y Erwin Schrott comparten el rol de Dulcamara, un charlatán adorable y dispensador del elixir de amor. La ópera está dirigida por  Maurizio Benini. El número musical más conocido de la ópera es el aria  Una furtiva lágrima.

Elixir de amor está basada en un libreto escrito por Eugène Scribe. Un empresario teatral de Milán le pidió a Donizetti que compusiera la ópera en un plazo máximo de dos semanas. El ritmo de trabajo agotador no era excepcional en aquellos tiempos en los cuales los teatros, obedeciendo a la costumbre de épocas anteriores, exigían nuevas creaciones en forma sostenida. La creación, concebida en tan corto término, logró el éxito y la inmortalidad, manteniéndose en cartel desde el primer momento.El ámbito bucólico era ideal para escenificar una historia sencilla pero no sin contenido profundo, en la cual exhibiesen diversos arquetipos humanos que son reflejo directo de los caracteres de la comedia del arte.

En la obra encontramos la superficialidad y la frivolidad de Adina, el descaro y la vulgaridad del sargento Belcore, en el vendedor charlatán Dulcamara -arquetipo del embaucador que va de pueblo en pueblo- encontramos la astucia, el aprovechamiento y la mala fe ocultados tras una gran simpatía. El elixir de amor sería un muestrario de vicios y defectos, si no fuese gracias a la presencia de Nemorino, el campesino sencillo e ingenuo, capaz de vivir los grandes sentimientos que otros desconocen. Nemorino, simplemente, ama. La ópera se estrenó en el Teatro della Canobbiana de Milán el 12 de mayo de 1832.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *