javhard.net

‘Reality’, de Matteo Garrone, en la FNAC

El ciclo Frizzante dedicado al nuevo cine italiano de la FNAC de plaza España de Zaragoza proyecta el  miércoles, 16 a las 19.00 horas la película Reality, del director Matteo Garrone . La entrada es gratuita hasta completar el aforo. Reality llegó a la cartelera zaragozana y se proyectó a finales de 2012 en los cines Aragonia, pero en versión doblada, así que ahora es el momento de disfrutarla en VOSE y descubrir los maravillosos y cambiantes acentos napolitanos de sus protagonistas.

La película cuenta la historia de Luciano Ciotola, un pescadero napolitano que saca un sobresueldo vendiendo robots de cocina con Mari, su mujer. A Luciano le gusta mucho actuar para su numerosa y cercana  familia en bodas y bautizos y, por encima de todas las cosas, le encantaría participar en el programa de televisión Gran Hermano. Su obsesión por convertirse en concursante cambiará su vida y la de los que le rodean. En la película, la televisión se presenta como un paraíso en el que todos los sueños pueden hacerse realidad.  El drama surge cuando la gente antepone los sueños de felicidad a sus verdaderas necesidades. Luciano irá, poco a poco, perdiendo su sentido de la realidad, se sentirá observado y la pesadilla irá ganando la partida a la vida cotidiana.

El tema no es nuevo. Otros filmes como El Show de Truman o Slumdong Millonaire ya han abordado esta cuestión. Eso sí, ninguno de los directores de estas películas se había atrevido a dar el papel protagonista a Aniello Arena, un exsicario de la Camorra que, en la vida real, cumple cadena perpetua en la cárcel de Volterra desde hace veinte años por doble asesinato.  Aniello Arena se formó en los talleres de teatro de la prisión de la Compagnia della Fortezza y, en Italia, ya se le compara con actores de la talla de Nino ManfrediAlberto Sordi o el mismísimo Totò. Lo cierto es que Luciano y los actores y actrices que dan vida a su familia logran transmitir toneladas de humanidad. Mención especial merecen Loredana Simioli, que interpreta a Mari, la mujer de Luciano, y Nando Paone, en el papel de Michele, su socio y amigo.

Dijo el director tras el estreno que  la cinta no trata ni de la tele ni de Berlusconi ni de política ni de la crisis actual. «Mi idea es hablar de una enfermedad agravada en nuestro tiempo, pero que siempre ha estado ahí: la enfermedad de confundir el sueño y lo real. Cualquiera de nosotros la padece», razona. Y Garrone ambienta la cinta en una realidad que conoce bien: Nápoles. También nos muestra los míticos estudios de Cinecittàla fábrica de sueños, en Roma. El director no juzga a los personajes, solo los presenta al espectador con largos planos secuencia y desafiantes primeros planos. La historia es un drama, pero se presenta con ironía y toques de humor. Está muy lejos de Gomorra, la película sobre la mafia con la que Garrone alcanzó fama internacional con su versión de la novela de Roberto Saviano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *