La ciudad de los rascacielos

¿

No, no son rascacielos, aunque pudieran parecerlo.

Es Bolonia en la Edad Media.

Algunas de las ciudades del centro de Italia tenían un aspecto similar en aquella época, aunque quizás ninguna con la espectacularidad de Bolonia.

Salvando las distancias, San Gimignano, en la Toscana, sería lo que más se le parecería.

Hoy en día solo quedan en pie dos de esas torres –la Asinelli y la Garisenda- que se han convertido en el símbolo de la ciudad. A pesar de ello, encantos no le faltan a la capital de la Emilia-Romagna. Solo por el color rojo encendido de casi todas sus fachadas y por sus miles y miles de pórticos, merecería una corta visita.

Si a eso le añadimos su comida, su universidad, sus iglesias, su plaza mayor, su catedral inacabada, la visita se alargaría todo lo que diera de sí nuestro apetito…

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>