javhard.net

Los hermanos Servillo cantan en Barcelona

ssssssgggLos hermanos Peppe y Toni Servillo, con el valioso y sugestivo apoyo del Solis String Quartet, cantarán poesía y recitarán canciones reviviendo y rindiendo homenaje a algunos de los hitos más altos de la cultura escénica napolitana de la literatura, el teatro y la música: Eduardo de Filippo, Raffaele VivianiE. A. Mario a Libero Bovio, Enzo Moscato y Mimmo Borrelli. Y lo harán en el Teatro Lliure de Barcelona del 26 al 28 de febrero de 2016 con el espectáculo La parola canta.  Un concierto, un recital, una fiesta hecha de música, poesía y canciones para celebrar Nápoles, la magia eterna de su tradición viva, la importancia del encuentro entre épocas y de compartir la cultura al máximo. Un inacabable filón de fantasía y riqueza poética del que nace y se nutre la extraordinaria creatividad escénica de Peppe y Toni Servillo.

El espectáculo tiene una duración de 1 hora y 45 minutos sin pausa y se puede ver y  images5SYKU89Uescuchar  en italiano y napolitano,  con sobretítulos en catalán. Solis String Quartet está formado por Vincenzo Di Donna (violín), Luigi De Maio (violín), Gerardo Morrone (viola) y Antonio Di Francia (violonchelo).  Beppe y Toni Servillo interpretan un magnífico duelo. Junto a ellos, una intérprete que no vemos en ningún momento pero que se mantiene al lado de los dos hermanos durante toda la interpretación: Nápoles. La Nápoles de las canciones de amor, la Nápoles pobre, la de las diferentes lenguas y tantas voces diversas. La Nápoles madre, la pisoteada y orgullosa. Todo ello se materializa a través el río de palabras que le dedica Mimmo Borreli en Napule, una invención amorosa y cruel que Toni recita de tirón con el rimbo de una tammuriata, donde las palabras sincopadas adquieren una fuerte dimensión musical.

imagesA5S40MPIEste reto entre hermanos, este modo de hacer de Toni Servillo que combina la música con la caricia a las palabras lo comparte con una voz rabiosa y provocativa de Peppe que con su voz y su cuerpo rara vez ceden a la dulzura, pero cuando lo hacen, te llegan a lo más hondo del corazón. Y su buen hacer se ve acompañado por las palabras de Eduardo De Filippo, Mimmo Borrelli, Enzo Moscato o Michele Sovente.

Si  muchos hablan de la musicalidad de las lenguas, es posible afirmar que la lengua napolitana, misteriosa y arcaica es al mismo tiempo universal, gracias a las sensaciones que te ofrece cuando se la escribe y se la piensa para una escala musical. Un micrófono y una silla bastan a los Servillo para transmitirnos Nápoles de principio a fin a través de la música y la palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *