Mi-familia-italianaEl Cines Cervantes de
Zaragoza
proyectan desde el viernes, 17 de julio la película
Mi familia
italiana
, un filme de la directora Cristina
Comencini
que cuenta en el reparto con actrices de la talla de
Virna Lisi, Marisa Paredes, Angela Finocchiaro o
Candela Peña. Las sesiones son a las 16.30, 18,45, 21.00 y
23.15 horas. Esta película, cuyo título original en Italia es
Latin Lover, cuenta también en el reparto con
actores como Francesco Scianna, Lluis Homar y Jordi
Mollá
. Mi familia italiana narra la historia de Saverio
Crispo
, un gran actor de cine que murió hace diez año y que ahora es
homenajeado en su pueblo natal de Apulia.
A la ceremonia
llegan cuatro de sus cinco 5 hijas, desperdigadas por el mundo, y dos ex-
mujeres, una italiana y la otra española. Secretos, rivalidades y nuevas
pasiones llevarán a las mujeres a descubrir un pasado inesperado y a ver la
vida con nuevos ojos. Cristina Comencini dibuja el retrato coral de un
universo femenino que gira en torno al recuerdo de un hombre, pero también
refleja su propia biografía, como primogénita de cuatro hermanas, todas hijas
del mítico Luigi Comencini. La directora construye una
alegoría no solo sobre el mundo femenino, sino también sobre el cinema, en
particular sobre el cine italiano. La película es un elogio de la belleza de
la pantalla gigante y de sus rostros.
El guión está firmada por la propia
Comencini y su hija Giulia Calenda y cuenta con un 3wO4fBJKdtwrEH6ybcHs0p1JxvSimpresionante elenco de actrices como
Marisa Paredes y Virna Lisi. La escenografía es muy teatral, pero los diálogos
tienen un ritmo real y desgranan pequeñas y grandes verdades a través de la
sensibilidad y la capacidad de contradicción de las mujeres. Los actores
españoles Jordi Mollá y Lluis Homar y los italianos Neri Marcorè,
Claudio Gioè
e Toni Bertorelli acompañan a estas
mujeres, liderados por Francesco Scianna, que interpreta al hombre con el que
sueñan estas mujeres y dando lugar a un explícito homenaje un poco a
Gian Maria Volonté, un poco a Marcello
Mastroianni
y un mucho a Vittorio Gasman.
Pero
Mi familia italiana pertenece en realidad al empacho existencial de
Valeria Bruni Tedeschi,  a la neurosis de Angela Finocchiaro,
a la espontaneidad latina de Candela Peña, a la ingenuidad nórdica de
Pilha Viitala, al acento yanki de Nadeah
Miranda
que permite a Comencini cerrar con un musical, sin vergüenza
alguna.